.
copa 

Robin Gibb, el Bee Gees «triste»

Se cumplen 52 años del uno de los accidentes ferroviarios más grandes de la historia de Reino Unido, se trata del accidente de Hither Green, donde 49 personas perdieron la vida luego de que un tren de gran porte se descarrilase al sureste de Londres.

Una gran celebridad se encontraba con tan solo 17 años de edad abordo de tal tren, se trataba de uno de los artistas cuyo falsete llegó a ser uno de los más famosos en la historia de la música, miembro de la banda que en una época gobernada por The Beatles logró hacerse lugar en la arena musical, se trataba de Robin Gibb.

El tren expreso de las 19:43 viajaba de Hastings a Charing Cross cuando a las 21:16 se estrelló contra los rieles entre las estaciones de Hither Green y Grove Park, cerca del depósito de mercancías Continental de la Región Sur.

Sucedió a poco más de una milla de la escena del accidente del tren de Lewisham en 1957 en el que murieron 90 personas y 175 resultaron heridas.

Entre 1967 y 1970, en sólo un año, el bee gee grabó por su cuenta más de un centenar de canciones. Sólo algunas se habían publicado en el álbum Robin’s Reign (1969) —inencontrable desde hace décadas y sólo editado en disco compacto por una pequeña empresa alemana— y el estremecedor sencillo Saved By The Bell (junio de 1969).

En esa camada de cientos de canciones podemos situar a las escritas por el mayor de los gemelos Gibb, Robin, decenas de canciones totalmente melancólicas, que no habían sido publicadas sino hasta  luego de la muerte por el cáncer que padeció Robin Gibbs a los 62 años.

El responsable fue el productor  Andrew Sandoval —que ha trabajado también para el otro gran grupo-familia, The Beach Boys— junta todas las piezas de la música perdida de Robin Gibb. Sandoval tuvo que acudir a subastas de material pirata, amistades de Gibb que guardaban demos en casete y cintas que estaban en poder del músico, de quien obtuvo el beneplácito para el proyecto antes de que la muerte llegará con demasiada premura.

Fue entonces que un 29 de mayo del 2015 cuando se publica un triple álbum con 67 canciones, 43 de las cuales nunca habían visto la luz. Se trata justamente de   Saved By the Bell: The Collected Works of Robin Gibb 1969-1970

Las canciones son de estilo pop orquestal de los años setenta, las letras destilan desesperanza emocional y demanda de auxilio y Robin Gibb, quién nunca logro superar las aquellos gritos de aquel accidente de 1967 que marcó su vida.

 

 

FUENTE: TRASDOS, POR JAVIER RADA

[vistos visto="dia"]
[vistos visto="semana"]