.
copa 

Habilitación de la “Sala de situación ÑANGAREKOHA”

En la sede del Servicio 147 Fono Ayuda del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia se llevó a cabo la habilitación de la “Sala de situación ÑANGAREKOHA”. La misma forma parte de la respuesta institucional del MINNA, en el marco del Proyecto Interagencial: «Paraguay protege a mujeres, niñas, niños y adolescente contra la violencia basada en género, en el contexto de la emergencia Covid-19», como obras de mejoramiento del sistema de atención y denuncias Fono Ayuda 147.

La ministra de la Niñez y la Adolescencia, Teresa Martínez, expresó que, “hoy quedan oficialmente habilitada nuestra Sala de Situación “Ñangarekoha”, además de las mejoras al servicio 147 Fono Ayuda. Esta es la sede del servicio 147 Fono Ayuda y el del Dispositivo de Respuesta Inmediata – DRI. Aquí se recepcionan denuncias y luego se evalúan para la atención. Esa evaluación requería una sala acorde y se ha fortalecido con nuevos equipamientos y espacios; todo esto a los efectos de que podamos prestar el mejor servicio posible a la ciudadanía; mejorar la posibilidad de atención; que todas las llamadas puedan ser atendidas efectivamente. La sala de situación “Ñangarekoha”, está equipada para tener las reuniones del equipo y reuniones virtuales; tiene toda la tecnología necesaria, entendiendo también de que nuestra manera de reunirnos ya no es la misma, a raíz de la pandemia, que nos obliga a realizar estas mejoras para seguir dando respuesta. Por eso debíamos fortalecer todo este sistema y también fortalecer los procesos de análisis y derivación de casos”.

La representante residente del PNUD Paraguay, Silvia Morimoto, expresó su agradecimiento por la confianza, además de contar la experiencia de trabajo interagencial, en torno a proyectos de desarrollo, “con la pandemia, acordamos juntarnos 9 agencias de las Naciones Unidas; sumamos fuerzas para desarrollar una estrategia de cómo podríamos implementar algo rápido, eficiente que apoyase emprendimientos institucionales, tanto en el Ministerio de la Mujer, como al Ministerio de la Niñez y la Adolescencia, como así también la Corte Suprema de Justicia; y fuimos apoyando con nuestras capacidades técnicas, para lograr algo tan exitoso como es este proyecto. Este proyecto fue seleccionado por nuestra junta ejecutiva en Nueva York, Estados Unidos, como ejemplo de proyecto por el cual trabajamos de manera integrada, y vimos resultados mucho más allá de lo que estamos acostumbrados. Nuestras felicitaciones y agradecimiento por el esfuerzo y la confianza”.

Por último, Rocio Galiano, representante nacional de UNFPA, dijo que, “para nosotros es sumamente importante haber trabajado, no solamente de manera conjunta, para dar respuesta en este contexto de la pandemia, a la situación de violencia que se ha visto incrementada, si no también analizar, como venimos diciendo, por el contexto mismo del aislamiento, de la cuarentena, las niñas, niños y adolescentes se han visto en un entorno familiar, donde a veces el estrés, el desempleo y otras condiciones preexistentes, han hecho que se incrementaran esos casos; eso naturalmente para el ministerio ha significado también un reto, para dar respuesta y más aún en un marco en que muchas veces, la atención se tuvo que haber dado de manera virtual, y además multiplicada; por eso, mediante este proyecto, se ha podido fortalecer, tanto la capacidad de respuesta, como la continuidad de un servicio esencial para garantizar los derechos de niñas, niños y adolescentes a tener una vida digna, libre de violencia y que pueda, en tiempo de pandemia, realmente garantizar que sus derechos no entren en cuarentena. Esta es la otra pandemia de la violencia, que puede dejar secuelas, no solamente física sino también psicológica muy importantes. Nuestro compromiso como sistema es de seguir apoyando al fortalecimiento del MINNA; sabemos de que gran parte de nuestro desarrollo del Bono demográfico del país, está en manos del ministerio. Muchas gracias por la confianza en el sistema de Naciones Unidas, y una vez más reiteramos nuestro compromiso”.

El proyecto es financiado por el Fondo Global del PNUD de Respuesta Rápida a la Crisis por Covid-19, ejecutado por el Programa de la Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) con la colaboración de ONU MUJERES, Fondo de Población de las NacionesUnidas (UNFPA), UNICEF, Organización Panamericana y Mundial de la Salud (OPS/OMS), Organización Internacional del Trabajo (OIT), Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), y Fondo de las Naciones Unidaspara el Ambiente (PNUMA).

La inauguración contó con la presencia de la ministra de la Niñez y la Adolescencia, Teresa Martínez, Rocio Galiano Mares, Representante Nacional UNFPA, Silvia Morimoto, Representante Residente del PNUD Paraguay, los viceministros, Eduardo Escobar de Protección Integral de Derechos y Walter Gutiérrez, de Planificación, Programas y Proyectos, además de directores de área y funcionarios del MINNA.