.
copa 

El Fotógrafo detrás de «Sgt. Pepper’s»

Los años 60 sin duda marcaron un antes y un después en cuanto al arte se refiere. La música daba a conocer a artistas como The Beatles, Rolling Stone, o Pink Floyd. Bandas que hoy sin duda no necesitan presentación.

Por su parte, dicha época también acogió a la fotografía en unos de sus mejores años. Un fotógrafo era considerado una celebridad, alcanzaban a ser tan reconocidos como los sujetos a los que retrataban. Uno de ellos fue Michael Cooper, un fotógrafo «Rockstar».

Un 30 de marzo pero de 1967: Se fotografía la portada del disco »Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band» de The Beatles, en Abbey Road, Londres Inglaterra. El trabajo fotográfico estuvo a cargo del británico Michael Cooper.

Es el octavo álbum de estudio realizado por los cuatro de Liverpool, fue publicado el 26 de mayo del mismo año y en 1968 llegó a ganar 4 premios Grammy. Se estima que ha superado las 32 millones de ventas.

La portada del álbum, representa el entierro de The Beatles, al que asisten ellos mismos y gran cantidad de celebridades históricas; fue diseñada a partir de un dibujo realizado por Paul McCartney.

Michael Cooper (1941 – 1973), fue reconocido por trabajar con los principales músicos de rock de esa década dorada, durante 1960 y principios de 1970 realizó más de setenta mil fotografías e incontables sesiones, siendo Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band, posiblemente su trabajo más famoso.

«De todos los fotógrafos que existen, Michael ha sido por lejos el que mejor documentó esa magnífica década, y quien entendió realmente que significaron aquellos años sesenta y aquellos juveniles sueños de futuro». John Lennon.

También se lo conoce como el “Sexto Rolling” por ser el encargado oficial de captar las mejores sesiones y momentos de la banda liderada por Mick Jagger. Realizó las sesiones para la portada del álbum «Their Satanic Majesties Resquets», sexto álbum de los Rolling Stones.

Resultado de imagen para Their Satanic Majesties Request portada

Al terminar los años 60 Cooper cayó en una profunda depresión, lo que según mitos urbanos del rock, lo llevó a suicidarse con una sobredosis de heroína en 1973, a la edad de 32 años.

Sin duda, un fotógrafo de “Rockstars” que merece ser recordado por sus grandes aportes al mundo del rock a través de su arte, la fotografía.

 

FUENTE: LA NACION (Argentina)