.
copa 

Madonna «Desafiante» en Eurovisión 2019

“El poder de la música es unir a la gente”, fue lo dicho por Madonna en su primera actuación en la final del Festival Eurovisión, realizado ayer sábado.

Luego de las actuaciones correspondientes al concurso, la diva subió al escenario para dar inicio a un espectáculo de nueve minutos de duración, que arrancó con su clásico “Like a prayer” y siguió con el estreno en vivo de su más reciente tema, el “dancehall” jamaiquino “Future”, en el que reflexiona sobre el mundo en el que vivimos.

Una presentación ¿Desafiante?

Tras interpretar su primera canción rodeada de bailarines vestidos de monjes, como apuntando contra las fuertes influencias religiosas en todo el mundo, dio paso al tercer single del álbum Madame X, en colaboración con el rapero Quavo, que la acompañó en el escenario.

Durante la actuación, la cantante quiso hacer un sutil guiño al diálogo y la paz, a través de su puesta en escena. Dos de los bailarines que subían la escalera (pieza principal de la escenografía), lo hicieron abrazados en pleno espectáculo, lo llamativo fue que ambos llevaban en la espalda la bandera israelí y la palestina respectivamente.

Un gesto simbólico en el que la cantante quiso unir a los dos países juntando sus banderas. La reacción de la organización hasta ahora ha sido la de no subir dicha escena a las diferentes plataformas.

Por su parte, los representantes de Islandia también demostraron su apoyo a Palestina durante el recuento de votaciones:

Aprovecharon el momento en el que eran el centro de atención televisiva -porque se anunciaba el total de puntos que habían recibido en el concurso- para solidarizarse con el pueblo palestino y exhibir las tradicionales bufandas con la bandera Palestina.

Poco después, dos miembros de la organización, una mujer y un hombre, se acercaron al lugar donde estaban sentados los islandeses y les requisaron las banderas, a pesar de las protestas de los cantantes. «Dame por favor la bandera de Palestina», decía el hombre. «Hay otra ahí, dánosla por favor», se escuchaba a la mujer, mientras de fondo sonaba la voz de los presentadores que continuaban con la gala.

 

Volviendo al concurso…

La Reina del Pop dejó un mensaje a todos los finalistas: “Son todos campeones, llegar aquí no es fácil, primero porque tienen un sueño por el que luchar. En mi opinión, eso los hace vencedores, independientemente de lo que pase”, ha dicho la cantante en unas palabras expresamente dirigidas a los 26 participantes de la final.

Holanda terminó como ganador de Eurovisión 2019 con Duncan Laurence por sus 492 puntos conseguidos.

Mirá a continuación, el show completo de la «Reina del Pop», quien recibió exactamente 1,25 millones de dólares por los nueve minutos de presentación:

 

FUENTE: LA VANGUARDIA.