.
copa 

“Policías nos amenazaban que nos iban a torturar”: Manifestantes denuncian detención ilegal y represión

Un grupo de estudiantes universitarios que protestaba contra el Acta Bilateral de compra de energía de Itaipú firmado por autoridades brasileñas y paraguayas fue reprimido por cascos azules anoche frente a Mburuvicha Róga. Hubo cuatro detenidos. Los manifestantes denuncian que incluso fueron duramente golpeados dentro del calabozo de la Comisaría 6ª.

La movilización se realizaba frente a Mburuvicha Róga en contra del acuerdo Bolsonaro – Abdo, calificado de “entreguista” para las pretensiones energéticas paraguayas, cuando los uniformados, con patadas y golpes con escudos, reprendieron a los jóvenes. La Policía Nacional también intervino y detuvo a cuatro personas.

Uno de los detenidos, Paulo Cosetti, denunció que posteriormente efectivos de la Comisaría 6ª golpearon lo acusaron de haber atropellado la comisaría. No obstante, afirmó que “por suerte hay cámaras de seguridad y se puede saber qué pasó”, garantizando que nada indebido hicieron allí y que, por el contrario, uno de sus compañeros, de nombre Fabricio Núñez, fue duramente castigado con golpes por parte de al menos cinco uniformados.

A la misma vez, Cosetti aseguró que habían reclamado la presencia de un agente del Ministerio Público para constatar sus denuncias. “Estando en el calabozo pedíamos que esté presente un fiscal, pero los policías nos amenazaban que nos iban a torturar. Nunca hubo presencia fiscal”, repudió en contacto con La Unión.

Además, expresó su cuestionamiento sobre lo que consideró una “exagerada presencia policial” para un grupo de manifestantes que apenas superaba las 30 personas. Así mismo, criticó que hayan sido detenidos varios de sus compañeros tomando en cuenta que estaban haciendo uso del derecho constitucional de manifestarse y ni siquiera obstruyeron el tráfico.

El Acta Bilateral

Técnicos de la ANDE explican con el Acta Bilateral suscrito por Itaipú y Eletrobras Paraguay ha renunciado a un beneficio que le permitía comprar a la estatal paraguaya energía más barata. Se calcula que el perjuicio para el país será, en principio, de US$ 250 millones.

De hecho, por estar en contra de este documento, Pedro Ferreira renunció a su cargo de presidente de ANDE. La misma decisión fue tomada por varios gerentes de la estatal.

FUENTE: LA UNIÓN