.
copa 

34 años del «robo» de Michael Jackson a Paul McCartney de los derechos de «The Beatles»

Si, un 17 de agosto, pero de 1985, ocurre un hecho que tiene como protagonistas a dos artistas de alta talla, Michael Jackson y Paul McCartney, entonces amigos, disputaron la misma puja por los derechos editoriales de The Beatles. Y fue el Rey del Pop los que los ganó con cerca de 45 millones de dólares sobre la mesa.

Una mañana de 1981, un año después de la muerte del gran amigo de Paul, John Lennon, McCartney había terminado de grabar un single con Michael, y luego acompañado con un Bufete de abogados se dirigen ante el todo poderoso Sir Lew Grade. Es el propio Paul el que le pidió, por favor, casi rogando, que le vendiera el catálogo de Nothern Songs. Es decir, la editorial cuyo contenido, entre otros derechos, incluía las famosas 251 canciones de los Beatles (no están dentro las últimas de George y Ringo).

Lew se había negado a hacerlo, y solo lo haría si Paul comprara el mismo  ATV Music, toda la editorial, que incluyen algunos derechos televisivos. 40 millones de dólares por el paquete completo. Paul, llamó a Yoko, desesperado con la intensión de poder encontrar una socia en ella, pero ella se negó. Con la excusa (cuentan) que ya no podía seguir en ese mundo. Paul intentó amenazar con problemas jurídicos a Lew, pero nada surgió efecto.

Un par de años mas tarde, el 2 de febrero de 1983, Michael fue de visita a la granja Sunsex ,  Iban a rodar el ‘clip‘ de ‘Say say say‘, tras el gran éxito de ‘The girl is mine’, grabado para el álbum de Michael, ‘Thriller’.

Entonces el ex Beatle tuvo la idea de comentar a Michael el problema en le que se encontraba inmerso, grabe error.

El segundo error de Paul fue contarle a Michael que el gran negocio estaba en comprar los derechos editoriales de las canciones de los grandes artistas. Le sacó una catálogo de MPL producciones, su propia editorial. Jackson se quedó estupefacto. Vio como McCartney se había apoderado de las canciones de Buddy Holly, de Carl Perkins y hasta las de canciones de Al Johnson, el hombre que cantó en la primer película hablada del cine. Sus dos últimas adquisiciones habían sido los dos primeros temas de los Beatles. Es decir, ‘Love me do‘ y ‘P. S. I love you‘, que no habían caído en el contrato de Nothern Songs. Canciones que todavía estaban firmadas como McCartney-Lennon. Eso lo cambió luego John.

Michael Jackson, como buen amigo hizo caso al consejo de Paul. Para empezar, compró por un millón de dólares todo el catálogo de Sly and the Family Stone,  pero él no se quedó solo ahí, también cometió el «atrevimiento» de arrebatar a Paul su tan preciado sueño.

Un 17 de agosto de 1985 se confirma la sentencia de la amistad entre Paul y Michael, el artista norteamericano compra por 46 millones de dólares todos los derechos de las canciones de The Beatles.

Paul McCartney, abatido se refirió a Michael como un ex amigo que lo traicionó «Un perro sarnoso». Pero Michael no se quedó solo allí.

Michael incluso descubrió cuales eran sus canciones favoritas de los Beatles: ‘Yesterday’, ‘Here, there and everywhere’, ‘Fool on the hill’, ‘Let it be’, «Hey Jude», ‘Elaonor Rigby’ y ‘Penny lane’. Es decir, todas las de Paul. Jackson tiraba con dardo. Era como una fría venganza a los intentos de boicotear la compra del catálogo por parte del propio Paul. Lo curioso del caso es que la única canción que grabó de todas las de los Beatles fue una canción de John Lennon, ‘Come Together’, del álbum ‘Abbey Road’.

Las estrellas tambien tienen sus disputas y esta sin dudas es la puja mas grande de la historia musical…

 

FUENTE: EL MUNDO