.
copa 

Francia regresará al confinamiento total este viernes

El toque de queda no fue suficiente para frenar una pandemia fuera de control. Emmanuel Macron anunció anoche, a través de un informe televisado desde el Elíseo, un nuevo confinamiento en toda Francia. Su duración será de un mes, hasta el primero de diciembre. A partir de este viernes deberán cerrar todos los comercios no esenciales y establecimientos que reciban público. La restricción de movimientos será muy severa, parecida a la del confinamiento que se vivió durante la primavera.

El virus circula en Francia a una velocidad que ni los más pesimistas vaticinaban”, adelantó al comienzo de su discurso el político.

No solo preocupan los casos: también el número de fallecidos, más de 500 entre ayer y hoy; además, más del 50% de las camas de UTI están ocupadas por pacientes Covid-19, por lo que “si no damos un freno brutal a las infecciones, nuestros hospitales estarán saturados, y los médicos tendrán que elegir entre un paciente que provenga de un accidente de tráfico, y uno de Covid-19”.

“He decidido que hay que volver al confinamiento que detuvo el virus”, aunque en esta ocasión habrá novedades, como el mantenimiento de los colegios de primaria y secundaria abiertos “con protocolos reforzados”, expresó.

Las escuelas permanecerán abiertas, pero las universidades no. Estas tendrán que ofrecer las clases de modo telemático. Será necesario un certificado para salir de casa a hacer la compra de alimentos o medicinas, ir al médico, visitar a algún familiar, llevar a los niños a la escuela o “tomar el aire” en las inmediaciones del domicilio (a un máximo de un kilómetro de distancia).

Según Macron, los servicios públicos oficiales seguirán funcionando de manera presencial. También continuarán operando las empresas -aunque al máximo mediante el teletrabajo–, continuaran las obras públicas y la construcción. El desplazamiento entre regiones será autorizado si existe un motivo personal o profesional que pueda acreditarse. Las fronteras con otros países europeos permanecerán abiertas, no así las extracomunitarias.

FUENTE. LA VANGUARDIA