.
copa 

Home

Musica

Nov 12, 2019
0
Según el  Instituto Max Planck en Alemania, la canción perfecta de pop es 'Ob-La-Di, Ob-La-Da', canción grabada en 1968 por los cuatro de Liverpool. El criterio de evaluación fue el analisis  de 80,000 progresiones de acordes diferentes de 700 canciones grabadas entre 1958 y 1991. Utilizaron un aprendizaje automático para dar la puntuación a cada acorde y función de lo "sorprendente"de la transición de un acorde que con el otro que lo precede. Y no solo eso, también se tocaron secuencias de acordes de 30 de las canciones para 39 voluntarios, despojados de letras y melodías para hacer que la pista fuente sea irreconocible. Se les pidió a los voluntarios que calificaran cuán agradables sentían que era cada acorde. La investigación encontró que cuando los voluntarios estaban relativamente seguros de qué acorde vendría a continuación, disfrutaban de ser sorprendidos. https://www.youtube.com/watch?v=_J9NpHKrKMw&feature=emb_title La investigación también encontró que no estar seguro de cómo progresaría la canción causaría actividad en una región del cerebro relacionada con el placer musical. Según publicó la revista "The Times" Vincent Cheung, un estudiante de doctorado en el instituto aleman, dijo  "Es fascinante que los humanos obtengan placer de una pieza musical simplemente por cómo se ordenan los sonidos con el tiempo". "Las canciones que encontramos agradables logran un buen equilibrio entre nosotros sabiendo lo  que sucederá después y sorprendiéndonos con algo que no esperábamos". También hubo canciones que se acercaron mucho a la "perfección" para los oídos humanos, como "Invisible Touch" de Genesis y "Hooked on a Feeling" de BJ Thomas, "I Want You Back" de The Jackson 5, 'There She Goes' de The La, 'When It's Love' de Van Halen y 'Red Red Wine' de UB40 también obtuvieron altos puntajes.   FUENTE: NME
 

Entretenimiento

Nov 05, 2019
0
Se cumplen 52 años del uno de los accidentes ferroviarios más grandes de la historia de Reino Unido, se trata del accidente de Hither Green, donde 49 personas perdieron la vida luego de que un tren de gran porte se descarrilase al sureste de Londres. Una gran celebridad se encontraba con tan solo 17 años de edad abordo de tal tren, se trataba de uno de los artistas cuyo falsete llegó a ser uno de los más famosos en la historia de la música, miembro de la banda que en una época gobernada por The Beatles logró hacerse lugar en la arena musical, se trataba de Robin Gibb. El tren expreso de las 19:43 viajaba de Hastings a Charing Cross cuando a las 21:16 se estrelló contra los rieles entre las estaciones de Hither Green y Grove Park, cerca del depósito de mercancías Continental de la Región Sur. Sucedió a poco más de una milla de la escena del accidente del tren de Lewisham en 1957 en el que murieron 90 personas y 175 resultaron heridas. Entre 1967 y 1970, en sólo un año, el bee gee grabó por su cuenta más de un centenar de canciones. Sólo algunas se habían publicado en el álbum Robin’s Reign (1969) —inencontrable desde hace décadas y sólo editado en disco compacto por una pequeña empresa alemana— y el estremecedor sencillo Saved By The Bell (junio de 1969). En esa camada de cientos de canciones podemos situar a las escritas por el mayor de los gemelos Gibb, Robin, decenas de canciones totalmente melancólicas, que no habían sido publicadas sino hasta  luego de la muerte por el cáncer que padeció Robin Gibbs a los 62 años. El responsable fue el productor  Andrew Sandoval —que ha trabajado también para el otro gran grupo-familia, The Beach Boys— junta todas las piezas de la música perdida de Robin Gibb. Sandoval tuvo que acudir a subastas de material pirata, amistades de Gibb que guardaban demos en casete y cintas que estaban en poder del músico, de quien obtuvo el beneplácito para el proyecto antes de que la muerte llegará con demasiada premura. Fue entonces que un 29 de mayo del 2015 cuando se publica un triple álbum con 67 canciones, 43 de las cuales nunca habían visto la luz. Se trata justamente de   Saved By the Bell: The Collected Works of Robin Gibb 1969-1970 Las canciones son de estilo pop orquestal de los años setenta, las letras destilan desesperanza emocional y demanda de auxilio y Robin Gibb, quién nunca logro superar las aquellos gritos de aquel accidente de 1967 que marcó su vida. https://www.youtube.com/watch?v=-fLoTFfTvr4     FUENTE: TRASDOS, POR JAVIER RADA

Nacionales

Nov 12, 2019
0
La diputada del Partido Encuentro Nacional (PEN) Kattya González afirmó que, si los ministros del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE) están implicados en el supuesto amaño de la licitación en la adquisición de máquinas de votación para elecciones, deben ser sometidos a juicio político o renunciar. González señaló que los ministros del TSJE defienden el proceso licitatorio sobre el cual la Dirección Nacional de Contrataciones Públicas (DNCP) ha abierto una investigación en torno al caso referente a cuestiones “sumamente graves”, afirmando que la principal irregularidad encontrada es el acomodamiento del pliego de bases y condiciones para que una sola empresa (la argentina Magic Software) sea la única beneficiada en desmedro de otras. En ese sentido, ratificó que las máquinas ofrecidas por esta firma argentina son obsoletas y que esta empresa carga con denuncias en países vecinos. Sobre el punto, aseveró que la actualización de las tecnologías a ser utilizadas fueron suprimidas del pliego. “No se pone en el pliego que la tecnología no tiene que ser superior a los 36 meses. Esto es la que marca la propia informática, que determina que un aparato se halla vigente. Eso no se pone en el documento”, subrayó la parlamentaria en comunicación con La Unión. Por lo expuesto, dijo que, si se comprueban sus sospechas de que los ministros del TSJE están implicados en el supuesto amaño, “se tienen que ir”. Manifestó que esperará el dictamen de DNCP sobre el caso, institución que informó que el documento estará listo para el jueves.   FUENTE: LA UNIÓN

[vistos visto="dia"]
[vistos visto="semana"]
Nov 12, 2019
0
Según el  Instituto Max Planck en Alemania, la canción perfecta de pop es 'Ob-La-Di, Ob-La-Da', canción grabada en 1968 por los cuatro de Liverpool. El criterio de evaluación fue el analisis  de 80,000 progresiones de acordes diferentes de 700 canciones grabadas entre 1958 y 1991. Utilizaron un aprendizaje automático para dar la puntuación a cada acorde y función de lo "sorprendente"de la transición de un acorde que con el otro que lo precede. Y no solo eso, también se tocaron secuencias de acordes de 30 de las canciones para 39 voluntarios, despojados de letras y melodías para hacer que la pista fuente sea irreconocible. Se les pidió a los voluntarios que calificaran cuán agradables sentían que era cada acorde. La investigación encontró que cuando los voluntarios estaban relativamente seguros de qué acorde vendría a continuación, disfrutaban de ser sorprendidos. https://www.youtube.com/watch?v=_J9NpHKrKMw&feature=emb_title La investigación también encontró que no estar seguro de cómo progresaría la canción causaría actividad en una región del cerebro relacionada con el placer musical. Según publicó la revista "The Times" Vincent Cheung, un estudiante de doctorado en el instituto aleman, dijo  "Es fascinante que los humanos obtengan placer de una pieza musical simplemente por cómo se ordenan los sonidos con el tiempo". "Las canciones que encontramos agradables logran un buen equilibrio entre nosotros sabiendo lo  que sucederá después y sorprendiéndonos con algo que no esperábamos". También hubo canciones que se acercaron mucho a la "perfección" para los oídos humanos, como "Invisible Touch" de Genesis y "Hooked on a Feeling" de BJ Thomas, "I Want You Back" de The Jackson 5, 'There She Goes' de The La, 'When It's Love' de Van Halen y 'Red Red Wine' de UB40 también obtuvieron altos puntajes.   FUENTE: NME