.
copa 

Familiares preparan homenaje a víctimas del Ycuá Bolaños

Hoy culmina el Novenario en la Iglesia de Santísima Trinidad y mañana se realizará el homenaje oficial a las víctimas, en el que los familiares dispondrán de un espacio de intervención. Este jueves se cumplirán 15 años de la mayor tragedia en el Paraguay en tiempos de paz.

Al final del acto los familiares leerán un comunicado, para después proceder al sonar de las sirenas, marcado, como desde hace 14 años, a las 11:20, misma hora en la que quedó registrado el mortal incendio, informó Carmen Rivarola, miembro de la Asociación de Familiares de Víctimas del Ycuá Bolaños.

“En estas fechas las heridas siempre se vuelven a abrir, son heridas que nunca sanan”, expresó Rivarola en diálogo con La Unión.

El caso

El incendio del supermercado Ycuá Bolaños es catalogada como la peor tragedia en la historia del Paraguay en tiempos de paz. Sucedió el domingo 1 de agosto del año 2004, cuando en la sucursal “Botánico” de esta cadena, ubicada en el Barrio Trinidad de Asunción, cerca de las 11:20 horas, se desató un gran siniestro. El fuego se extendió rápidamente por encima del cielorraso, el cual cedió y arrasó con todo el local

Al momento de producirse el incendio, los guardias de seguridad, obedeciendo órdenes de los dueños del lugar (Juan Pío Paiva y su hijo, Víctor Paiva), cerraron las puertas del supermercado para evitar que las personas escaparan con bienes que no hubieran pagado, dejándolas encerradas y provocando  la muerte de cuantiosas personas, según informó el Ministerio Público. En total, se calcula que en el incidente se registraron cerca de 400 muertos.

Los Paiva fueron a prisión por homicidio doloso agravado. Sin embargo, hoy día ambos se hallan nuevamente en libertad, tras haber cumplido sus penas.

Según investigaciones posteriores, los investigadores concluyeron que el fuego se produjo como consecuencia de la combustión de grasa y restos de carbón acumulado en una de las chimeneas del restaurante del local, debido a la falta de mantenimiento y limpieza.

 

FUENTE: LA UNIÓN