.
copa 

Consecuencias del rompimiento de Google con Huawei

Huawei es hoy día el segundo fabricante de teléfonos del mundo y es muy popular entre el público y los especialistas, que elogian especialmente sus cámaras y la durabilidad de las baterías.

Al igual que la mayoría de los smartphones, utilizan el sistema operativo Android de Google, que además de proporcionar una conexión con el ID de los usuarios, brinda a los clientes el acceso a una amplia gama de aplicaciones, entre ellas algunas muy populares como Google Play, Google Mail y Google Maps, etc.

Logo de Huawei

Ahora todo eso está en peligro después del anuncio realizado por Google, que en respuesta a la orden ejecutiva emitida por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha suspendido los negocios con la marca china, lo que afecta la transferencia de productos de tipo hardware y software, excepto los cubiertos por licencias de código abierto, según señaló este domingo la agencia Reuters (encargada de dar a conocer la noticia).

Mujer y logo de Huawei

  • Consecuencias a corto plazo:

Android dijo lo siguiente en un comunicado: «Les aseguramos que mientras cumplimos con todos los requisitos del gobierno estadounidense, servicios como Google Play y la seguridad de Google Play Protect seguirán funcionando en sus dispositivos Huawei actuales».

Google está trabajando en los detalles, pero según informo informó la BBC, los dispositivos seguirán ofreciendo la experiencia Android al completo, incluido el acceso a la tienda de aplicaciones de Google.

Eso significa que las cosas no deberían cambiar en absoluto (al menos, no por ahora).

Logo de Google

  • Consecuencias a mediano plazo:

Hay menos certeza a medio plazo, y es probable que sea ese precisamente el momento más preocupante para la empresa y los usuarios, ya que tienen que esperar para ver qué servicios de Google serán bloqueados y cuándo.

De acuerdo con Reuters, el primer medio que publicó la noticia, las aplicaciones que se actualizan a través de Google Play seguirán actualizándose para los usuarios existentes. En cambio, el sistema operativo, que se actualiza a través del propio dispositivo, puede que no esté disponible cuando se lance el nuevo Android OS a finales de este año.

Si la última actualización de Android es bloqueada desde los dispositivos de Huawei, es probable que puedas continuar como hasta ahora y solo te pierdas esa última mejora. Sin embargo, la cuestión se complica en lo que respecta a las actualizaciones de seguridad.

  • Consecuencias a largo plazo:

Las cosas serán mucho más predecibles a largo plazo, una vez esté claro cuáles son los servicios de Google podrá usar Huawei.

Al igual que cualquier otra compañía, Huawei tendría acceso al código abierto de Android y podría planificar un sistema operativo propio para sus equipos. El inconveniente principal sería la imposibilidad de acceder a las aplicaciones que vayan acorde a Google Play, lo que significa que inicialmente los usuarios no podrán utilizar la amplia biblioteca de apps disponibles en Android.

Justamente Huawei ya había dicho que está trabajando en su propio sistema operativo, basado en una versión pública de Android y que ya lo usa en el mercado chino.

Logo de Android

  • Consecuencias a muy largo plazo:

El anuncio de Google sin duda causará problemas en las relaciones internacionales, pero en cuanto a consumo de tecnologías podría significar un aspecto positivo. Android es de lejos el sistema operativo dominante, y obligar a otra importante empresa tecnológica a desarrollar y construir su propio sistema operativo para desafiarlo podría ser positivo.

En China, el mercado está liderado por Huawei, los celulares funcionan usando un sistema Android muy modificado y no disponen de aplicaciones de Google. Pero ¿Cómo será competir con la enorme biblioteca de aplicaciones en Google Play en otras regiones? ¡Como en la nuestra por ejemplo!

Orden de Trump

El presidente Trump declaró el pasado miércoles una emergencia nacional para proteger las redes de telecomunicaciones estadounidenses, a través de una orden ejecutiva que entrega competencias al Gobierno federal para prohibir a empresas que contraten con proveedores extranjeros. La medida, que en principio constituye una barrera a la compañía china, aunque no haya sido mencionado de tal modo. Supone una nueva jugada en la guerra comercial con el gigante asiático.

La orden ejecutiva dirigida al secretario de Comercio, que deberá elaborar un plan para su puesta en práctica, invoca una ley que confiere al presidente la autoridad de regular el comercio en respuesta a una emergencia nacional que amenace a Estados Unidos. Se justifica en el supuesto aprovechamiento de las vulnerabilidades de la tecnología de telecomunicaciones estadounidense por parte de los adversarios extranjeros, y señala el espionaje industrial como particularmente preocupante. La medida, con la que se llevaba especulando desde hace meses, supone un nuevo recrudecimiento de la guerra comercial y de seguridad con China y constituye la más contundente ofensiva hasta la fecha contra su sector tecnológico.

 

FUENTES: BBC, EL PAÍS.

 

[vistos visto="dia"]
[vistos visto="semana"]